Buscando a la Osa Mayor

Me recuerdo de niño acostado en parte trasera del coche Chevrolet Citation II 1985 color azul rey mirando las estrellas, era 1988 y se podría ver forma natural. Imaginaba que ella arriba estaría la estrella de la muerte planeando atacar a la tierra y  vería al Halcón Milenario surcar el cielo esperando nos defendiera de Darth  Vader como lo había visto en Star Wars, era un niño y me encantaba pensar con ello al verlas.

Siempre me ha fascinado ver las estrellas y perderme en la inmensidad de la bóveda celeste para preguntarme que existe mas allá de lo que mis ojos alcanzan a ver, mas allá de las estrellas; no se, me encanta imaginarme que no somos los únicos y fantasear con el conocimiento que esta presente en el espacio, imaginen lo que nos contarán de sus civilizaciones o la forma de ver la vida y como la viven, debe de ser espectacular. Teniendo ese sentimiento muy presente el domingo pasado tuve la oportunidad de salir de la Ciudad de México (CDMX) hacia la reserva natural de La Marquesa, situada a tan solo 34 km de la CDMX esta reserva es un bosque de coníferas de gran altura y por su cercanía con la CDMX hacé de ella uno de mis lugares favoritos para estar en contacto con la naturaleza y en ocasiones la utilizo para realizar algunas fotos de la zona, esta vez fue mi misión fotográfica era captar a la Osa Mayor.

la-cabana-estrellas
Foto: Carlos José Urquijo

La Osa Mayor o Ursa Major en latín, es una constelación visible a simple vista en el hemisferio norte y como tal quería captarla con mi cámara así que me uní al Club Fotográfico del Estado de México a su primer campamento fotográfico que se llevó acabo en el Km 4 de la carretera a Huixquilucan dentro de la reserva. Acordamos llegar a las 2 pm a la cabaña del Tata, una cabaña situada a la orilla de las vías del tren y caminando por estas se podría llegar a un claro donde ver las estrellas. Las cabañas están muy bien acondicionadas para pasar unos días fuera de la ciudad, el servicio es excelente y por la mañana nos sirven unos chilaquiles que son una maravilla, cuenta con todo lo necesario para ir con familia, amigos o en pareja. Pero bueno, el chiste es que mi misión era tomar algunas fotos de la osa mayor y tal ves, solo tal ves, encontrarme en las estrellas al halcón milenario.

la-cabana-estrellas-6
Foto: Carlos José Urquijo

Eran las 10 pm y era hora de adentrarnos en el bosque, el cielo estaba despejado y el frió era manejable. Comenzamos a caminar sobre las vías en un ambiente totalmente obscuro donde solo podíamos saber que avanzamos por el crujir de las piedras a nuestros pasos y si lo imaginas eso se ve tétrico pero yo lo estaba disfrutando, me sentía que estaba en algún planeta desconocido donde solo podía contar con 3 de mis 5 sentidos sensoriales, si lo se, soy como un niño pero están de acuerdo que utilizar la imaginación hacé mas llevadero el camino.

Después de caminar por 20 minutos llegamos al claro donde podríamos tomar las fotografías del cielo nocturno y aquí es donde viene la magia de la fotografía. A simple vista solo detecté a la constelación de Orion y su famoso cinturón, fue en dicha constelación donde me enfoque mi cámara. Seleccione el encuadre, instale el trípode, ajuste mi cámara y click, a comenzar a tomar fotos. Usé exposiciones de 10, 15, 20, 30 y hasta 210 segundos, cambie el balance de blancos y los enfoques al infinito fueron básicos, el frió comenzó poco a poco a calar pero nunca me detuvo en mi misión de captar a la Osa Mayor.

la-cabana-estrellas-3
Constelación de Orion. Foto: Carlos Jose Urquijo

Después de algunos disparos de larga exposición y buscar el mejor lugar para capturar me cuenta que mi misión no se podría lograr ya que en mi emoción que representó la simple idea de ir a fotografiar a la Osa Mayor nunca tome en cuenta que la copa de los arboles del bosque me bloquearía a la constelación, en este caso mi ubicación no le había seleccionado nada bien pero no me fui triste por no haber fotografiado a la osa mayor sino me fui extaciado por que pude captar a Orion en todo su esplendor pero me quedo con la espina clavada en mi corazón de continuar buscando a la osa mayor para poderla fotografiar; del halcón milenario si se fijan bien en las fotos lo podrán ver ;).

la-cabana-estrellas-5
Halcón Milenario. Foto: Carlos José Urquijo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s